martes, 31 de octubre de 2017

Todos los santos

Dado el dia que es, ese en el que en España representamos el Don Juan, y en el mundo anglosajón celebran Halloween, he decidido traer al blog una foto de cementerios... Y aprovechando que estos días atrás he estado en Buenos Aires, y que he visitado el cementerio de Recoleta (un lugar imprescindible en la ciudad, tanto si te gusta hacer fotos a cementerios, como es mi caso, como si no), os traigo a uno de sus habitantes. Quien sabe si esta noche se levantará a pedir cuentas a alguien, como el convidado de piedra...

Está hecha con mi cámara de viajes favorita, la Fujifilm X-100s. El objetivo, como ya sabéis los que me seguís, es un 23mm f/2 (equivalente a un 35 en "formato completo"). La foto está tomada a f/8 para sacar todo enfocado, 1/70s de velocidad e ISO 3200. El ruido está sin limpiar (yo no lo aprecio).

¡Que paséis una terrorífica noche!

No hay comentarios:

Publicar un comentario