miércoles, 24 de febrero de 2010

Una de alimentos

El último concurso social de la AF/G (monocromo) tenía como tema "Alimentos". Lo fácil es pensar en algo que nosotros comamos normalmente, pero estos concursos pretenden agilizar nuestra mente y hacernos pensar un poco más allá... Así que empecé a darle vueltas a otros tipos de "alimentos". Si el alimento es un elemento fundamental para la vida, ¿hay alguno que no lo sea?... y la idea vino sola: ¿qué le ocurre al pez cuando muerde el cebo?

Además la idea tenía un doble efecto, ya que el cebo que hace que el pez muera, permite que el propio pez se convierta en alimento. Como ya os he dicho alguna vez, me gusta controlar bien la situación en la que hago las fotos, así que me plantee una foto de estudio con elementos que no había usado nunca: un pez en una pecera, y un anzuelo con una lombriz. La idea es simple, pero no fácil, os lo aseguro. Los brillos y los reflejos de la pecera son algo terrible, y el primer intento me produjo unos brillos que casi hacían daño a la vista. ¿La solución? Nunca ilumines de frente, ni siquiera con un difusor. Búscate la manera de iluminar desde arriba y desde atrás. Yo lo que hice fue usar el techo de mi buhardilla como difusor/reflector y poner la pecera encima de una cartulina blanca, que además hacía de fondo:



Y este es el esquema de iluminación, que prometí hacer para este tipo de fotos:



Y diréis ¿Y donde está el pez propiamente dicho? Bueno, pues el pez estaba en un lugar más seguro mientras que hacía las pruebas de iluminación con la pecera suelta y con el anzuelo con el gusanillo. Cuando pensé que la cosa estaba bien, metí al pez en la pecera, y a esperar que se pusiera en una postura adecuada... Unos 15 minutos después, y tras tres o cuatro intentos, conseguí esto:



Y cuando ya tenía la foto procesada en el PS apareció mi hija y, viendo la foto en la pantalla dijo: ¡Aquí falto yo! y puso su boca al lado de la foto de la pecera. Pues dicho y hecho. Como no era cuestión de tener a la niña esperando otros 15 minutos con la boca abierta mientras que el pez volvía a ponerse en su sitio, decidí hacer una foto con la misma iluminación y fusionarla luego en el ordenador. La única diferencia fue un pequeño reflector de papel de plata puesto en la mesa para iluminar la cara de Marta, ya que la iluminación fundamental era posterior y cenital.

El efecto final es este (y esta sí gustó a mis colegas de la AF/G, ya que me quedé primero :) )

pecera_final


la próxima, una foto de juegos (acuáticos y no habituales...)

2 comentarios: