miércoles, 21 de enero de 2009

Crónica de un experimento

En un post anterior ya comenté la utilidad de los concursos sociales. Sin duda es un buen lugar donde hacer experimentos, ya que, durante el coloquio posterior, tus colegas dicen con toda crudeza lo que opinan de la foto o las fotos que has presentado.

El mes de noviembre tocaba presentar una colección de tres fotos, tema libre. Llevaba algo de tiempo pensando en introducir texturas artificiales como fondo a fotos relacionadas con esas texturas simplemente por su color y ese era un buen momento. Tenía unas fotos de Santa María del Mar, en Barcelona, y, dado el color de la piedra, pense que un fondo de tela de arpillera (de saco) podría cuadrar bien. Sin pensarlo mucho hice unas fotos en mi "mini estudio" y este es el resultado.





El fondo es la tela de saco y encima está la capa con la foto de la iglesia, fusionada en modo "color más oscuro". Luego hay un ajuste por zonas de niveles y algun ajuste de tono para igualar el color de las piedras...

La opinion mayoritaria de los que alli estaban fue que me podía haber ahorrado la arpillera. Las fotos parecían suficientemente buenas como para dejarlas tal cual. Probablemente habría obtenido una puntuacion mayor... Sin embargo, esa opinion no era unánime. Y lo que decían aquellos a los que les gustaban era que, como me pasa a mi, cuanto mas las miraban, mejores les parecían.

Os dejo las fotos originales, sin arpillera, para que vosotros mismos juzgueis...





El proximo post irá de permisos y derechos. Aún no puedo deciros porqué... ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada