jueves, 24 de enero de 2013

Microstock (3): ¿Stock o microstock?

Si ya has llegado hasta aquí después de los artículos anteriores (el de introducción y el del estado del arte), es posible que hayas buscado algo más en la red, y que tengas cierto lío sobre la diferencia entre stock y microstock. Voy a tratar de aclarártela (o por lo menos, voy a contarte lo que yo se…).

Los sitios que gestionan fotografía de stock, como Getty, por ejemplo, son mucho más exigentes que los sitios que gestionan microstock. La primera exigencia es que si decides enviar una foto a un sitio de gestión de stock, esa foto es exclusiva y para siempre. Esto es importante, porque no puedes arrepentirte de ello. Lo que harán con tu foto es gestionar sus derechos, cobrando por su uso en diferentes medios o lugares. Así, por ejemplo, no cobrarán lo mismo por utilizar una foto como portada de un disco o de un libro, que en el interior de una revista. La tirada que vaya a hacer el cliente también influye, así como el tamaño de la foto, etc… Cuando el cliente compra los derechos de esa foto, son exactamente para lo que los ha comprado, y no puede usar esa foto en ningún otro sitio. Incluso el cliente puede pedir la exclusividad para que nadie utilice esa foto en un “entorno similar” (que nadie la vuelva a usar como portada de un disco), o exclusividad absoluta, con el precio que os estáis imaginando… (elevadísimo). De las ventas de esos derechos, tu cobras un porcentaje. En este caso hablamos de decenas o cientos de dólares o euros por cada foto vendida, aunque, en general, venderemos pocas fotos (muchas menos que en microstock).

Alegoría de beneficios de Stock

En el caso de los sitios de microstock, las fotos se anuncian como “royalty free”, o “libres de derechos”. Esto no significa que cada uno pueda tomar esas fotos y hacer lo que quiera con ellas, porque nadie tiene los derechos salvo tu… Los derechos son siempre del autor y el asunto es que cuando un cliente compra una foto en un sitio de microstock, sabe que no hay exclusividad, puede encontrarse esa foto utilizada por la competencia, etc… Además, la misma foto la puedes vender a través de muchos sitios de microstock diferentes, lo que incrementa los beneficios que obtendrás por ella. A cambio los precios son muuuuuucho mas baratos y una vez que el cliente tiene la foto la puede usar (casi) para lo que quiera y (casi) las veces que quiera. El casi es porque suele haber una licencia extendida para cuando quiers usar la foto en un medio que la va a reproducir algunos cientos de miles de veces, y porque puede haber otra para la realización de obras derivadas. En ese caso el cliente debe pagar un poco mas al comprarla (y tu como fotógrafo cobras un poco mas: de unos céntimos a unas decenas de dólar…). En todo caso, la gracia del microstock es que vendamos muchas fotos, sin ninguna exclusividad, a precio muy bajo. Y aunque el porcentaje de una cantidad pequeña, siempre es pequeño, si eso se repite muchas veces, podremos sacar algo de dinero.

Alegoría de beneficios de Microstock

Con esto espero haberos aclarado alguna duda que os permita plantearos si os interesa una opción u otra. Yo he desechado la opción de getty, a pesar de que me han pedido algunas fotos de mi cuenta de flickr, porque el papeleo me parece horroroso. Tengo un amigo que ha superado la fase del papeleo y tiene algunas fotos en getty. Si me entero de que vende los derechos de alguna actualizaré este post para contaros novedades. Nos vemos en el siguiente post, viendo qué hay que hacer para empezar.

Continuará...


Estas son algunas de las páginas en las que puedes encontrar mis fotos:

Royalty Free Images
Fotolia

No hay comentarios:

Publicar un comentario