jueves, 18 de febrero de 2010

Fotografía Callejera

Este es uno de los retos que me he marcado para este año. Los que hayáis visto ya algunas de mis fotos, veréis que la mayoría son fotos preparadas: me gusta controlar la situación, sea en un estudio o sea en la calle. Cuidar la iluminación, los detalles, la composición... lleva su tiempo, y es algo de lo que no dispones cuando vas por la calle, ya sea de "caza o de pesca" (terminología tomada de Tino Soriano ;) )

Definitivamente la fotografía callejera me parece uno de los estilos más difíciles, probablemente porque no lo controlo bien, y por lo difícil que es conseguir que la foto "llegue" a la persona que la mira. Algunos Maestros han desarrollado una forma de mostrar la vida (eso es precisamente la fotografía callejera) que me ha empezado a llamar la atención. Si no sabes de que tipo de fotos estoy hablando, te recomiendo que mires el especial que organizó la gente de Xatakafoto.

Una de las condiciones para que la cosa tenga éxito es que la cámara sea discreta y pasar desapercibido. La otra condición, que aunque parezca contradictoria, no lo es, y se deriva de una frase de Robert Capa: Si tus fotos no son lo suficientemente buenas, no estás suficientemente cerca. La gracia parece ser combinar la cercanía con la discreción, y con el don de la oportunidad (captar el momento decisivo, que decía Cartier-Bresson). Lo cierto es que no paso muy desapercibido con mi 7D ( o con la 400D que llevaba antes, con grip y todo...), que es cualquier cosa, menos discreta, pero no por eso dejo de intentarlo.

En posts anteriores habeis visto alguna foto de este tipo:





Hoy os traigo un par de ejemplos más. La primera es de esas que captas en un momento y que tiene un no se qué. Es la típica fotografía que te encuentras porque estas atento a lo que te ocurre alrededor y te adelantas a lo que va a pasar. Los niños miraban hacia otra calle, y no dejaron de mirar mientras giraban siguiendo al grupo de penitentes... Una tarde de Semana Santa en Zaragoza:

jun_c_jrv


La segunda está más planificada y me costó un buen rato de espera (y de desesperación de mi familia) en el Museo de Historia Natural de Nueva York el pasado verano. Os pongo en antecedentes: el museo tiene una colección de animales disecados de lo mas completita, fruto de la idea del siglo XIX de que esa era la única manera de que la gente normal conociera algunos animales y culturas exóticas. En realidad, no hay ningún ejemplar de alguna cultura exótica disecado... aunque sí hay algunas zonas que imitan poblados de la tribus más variopintas, con sus cabañas, vestimentas y todo. Al entrar en el museo recordé un tema de un concurso social de la AF/G: Naturaleza Urbana, y pense que una foto de algo del museo vendría bien.

Como había mucha gente haciendo fotos a los bichos disecados (yo reconozco haber hecho alguna tambien...) decidí esperar a que alguien pasara e hiciera una foto a los leones. Coloqué la cámara en el trípode de mano que llevo siempre en la mochila (un manfroto 709B) y me dediqué a esperar que hubiera algo interesante a la vista (sin mirar por el visor, claro, que estaba a la altura del suelo...) Hice unas cuantas fotos que no me gustaban mucho: en unas los visitantes tapaban a los leones, en otras eran una maraña de personas en el "escaparate", etc., hasta que por fin apareció esta buena mujer:

juanrvelasco-naturalezaurbana


A mi me gusta la composición y el haber capturado el momento en el que ella esta haciendo la foto. Está claro que la técnica no es la mejor, pero dadas las circunstancias de luz, os aseguro que está al límite de lo que yo soy capaz de sacar a una Canon 400D.

Prometo no tardar tanto con el próximo post, que irá de alimentos...

2 comentarios:

  1. A mi me gusta. tienes razón la fotografía callejera no es facil. Algún día tengo que intentarlo. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias. Yo estoy empezando a "planificar" la foto en segundos... :)

    ResponderEliminar