domingo, 1 de marzo de 2009

La importancia del fondo (y de los reflejos)

Supongo que a estas alturas no hay que explicar lo importante que es que el fondo no distraiga la atención del principal punto de antención de una foto. Cuando tenemos mucho tiempo para hacer una toma, la cosa es facil: nos movemos, cambiamos el punto de vista, jugamos con el enfoque selectivo abriendo el diafragma...

Los problemas aparecen cuando surge una oprtunidad y hay que reaccionar rápidamente. Eso es lo que me pasó el último día de mi viaje a La Habana el pasado diciembre. Estaba visitando el capitolio (pedazo de edificio, por cierto!) cuando comenzo a llover. Aproveché para hacer unas fotos de la calle lluviosa desde una ventana abierta: paraguas y bicitaxis cubiertos con lonas (que pondré otro día), y cuando terminé la visita, la lluvia aún no había parado. Estaba sentado en la columnata de la entrada, charlando con otros españoles, cuando un grupo de chavales, de no mas de 12 años, se convirtieron en titiriteros improvisados. Las cabriolas de los niños y su reflejo en el suelo producían imágenes muy plásticas, así que comencé a disparar. Primero empezó uno:





Al cabo de un momento se unió otro chaval (y algunos más que no conseguían hacer los movimientos que hacían estos dos):



Y cuando ví la imagen en la pantalla de la cámara, pensé rápidamente en que un encuadre más cerrado del chico que estaba haciendo el puente podía proporcionar una imagen enormemente plástica. Tuve que darme prisa, porque el vigilante les empezaba a exhar de allí. Finalmente pude tomar esta:


La foto me gusta mucho y ha quedado la primera (junto con una foto estupenda de Javi Ruiz) en el concurso Social de la AFGu de febrero. El tema del concurso era "Reflejos". Me alegro de que aquel 7 de diciembre, en La Habana, los "reflejos" funcionaran bien y con rapidez ;) (perdonadme el chistecillo...).

Hay muchos días que cuando ves las fotos que has hecho piensas que habrían mejorado si la toma se hubiera hecho de una o de otra manera. Para mejorar esos "reflejos" sólo conozco una manera: ver fotos y hacer fotos. Y cada vez que haces una foto, mírala bien, busca lo que sobra y procura sacarlo del encuadre. Cada vez que lo hagas, tendras una foto mejor.

3 comentarios:

  1. Estupendo reportaje gráfico, así como estupenda explicación. Muy didactico para quienes estamos empezando en esto de la fotografía.
    un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias. Se me han pasado por alto tantas fotos de las que me he dado cuenta cuando ya era tarde que, para una vez que tengo documentado el proceso, pensé que era bueno publicarlo :)

    ResponderEliminar
  3. una foto muy original, y tienes razón, el "ojo fotográfico" es algo que se ejercita, y se desarrolla como un músculo. A fuerza de disparar, procesar, ver fotografías de otros, tu ojo va adquiriendo nuevas habilidades, y detalles que hace un tiempo pasaban desapercibidos, ahora aparecen como "buff, menuda foto hay ahí".
    Yo por ejemplo llevo desde hace más o menos un año dedicado a esta afición, y el pasado otoño he podido ver día a día como cambiaban los árboles del paseo por el que circulo con mi coche todos los dias. Lo curioso es que en los diez años anteriores no recuerdo haberme dado cuenta de que existían esos arboles.....
    un saludo

    ResponderEliminar