jueves, 23 de junio de 2016

¿Qué cámara me compro?

De cara al verano (y también cuando se acercan las fechas navideñas), siempre hay amigos o conocidos que me preguntan ¿Qué cámara me compro?. Es evidente que la respuesta es siempre “Depende…”

No es que quiera ejercer de indeciso, que no lo soy, sino que es muy diferente la respuesta en función de la experiencia previa que se tenga con la fotografía. Es evidente que lo que viene a continuación es exclusivamente mi opinión, y como tal, puede ser diferente de la de cualquier otro fotógrafo. No pretendo “sentar cátedra” sobre este tema, sino dar mi consejo a quien lo pide…

Básicamente mis respuestas son dos, como digo, dependiendo de si lo que quiere es saber si le gusta la fotografía, o si ya lo sabe. En el primer caso, recomiendo una réflex sencilla, de bajo coste, con el objetivo típico del kit que traiga (un 18-55 en la mayoría de los casos) y un objetivo fijo, de apertura aceptable y barato. Como cada uno tiene sus filias y sus fobias en cuanto a marcas, yo propongo Canon, pero si al que me pregunta le mola Nikon, seguro que hay algo equivalente… Mi propuesta es:

  • Canon 1300D (o 700D si quieres algo un poquito mejor) con su objetivo del Kit (18-55 f/3,5-5,6 estabilizado)
  • Objetivo canon 50mm f/1,8
  • Compra unos parasoles para los objetivos si vienen sin ellos, y no le pongas filtros raros como UV y similares.
El presupuesto de ambas cosas (sin los parasoles), visto en amazon hoy mismo, es de 556,63€ (660,81 si eliges la 700D) ¿Qué te permite esta equipo? “Sentir” el uso una cámara réflex, y saber si te gusta la fotografía lo suficiente como para necesitar una cámara mejor. Además, vas a experimentar el uso de un objetivo zoom, y el uso de una lente fija, de apertura mucho mayor que el otro, con el que vas a poder comparar las fotos que haces: haz un retrato con el zoom a 55mm a la máxima apertura, y repítelo con el 50mm. Si no notas la diferencia, sigue practicando ;). En todo caso, si siempre vas a ver las fotos en la pantalla del IPad, en el ordenador, o en un marco digital, no creo que necesites mucho más.

Si ya sabes que te gusta la fotografía y lo que quieres es una cámara mejor, entonces la respuesta es completamente diferente: dedica unos cuantos meses a ver cámaras de marcas diferentes (no te cases con Canon por el hecho de haber usado una ya). Mira Canon, Nikon, Sony, Fuji… Todas ellas son buenas marcas, con diferentes estilos. Yo “era” de Canon, y ahora “soy” de Fuji, pero eso tiene que ver más con la estética de las cámaras y con su peso que con su calidad técnica. No te equivocarás eligiendo ninguna de ellas. Y dedica unos meses más a ahorrar...

Una vez que hayas decidido la marca, vete a por la mejor que puedas abordar económicamente en cualquier circunstancia. Por ejemplo: si optas por Canon, probablemente no puedas abordar nunca la cámara tope absoluta (una EOS 1D-loquesea), pero sí podrás optar por una cámara “full frame”, que te dará muchas alegrías, como una 5D-MarkIII, IV o por donde vayan en ese momento.

Si eliges Fuji, vete a por una X-Pro2 (o una X-T2 cuando salga, con estética de réflex en lugar de telemétrica).

La diferencia entre una cámara profesional y una cámara intermedia, la vas a notar. No te quiero contar cuando la compares con la cámara con la que aprendiste... Y en cuanto a los objetivos, cuando cambié de marca, también cambié de estilo… Ahora SOLO utilizo objetivos fijos. La razón es que suelen tener mas calidad, y que me exigen más a la hora de componer. Creo que me hacen mejor fotógrafo. Además en Fuji, el precio es, más o menos, contenido y aún me los puedo permitir. Pero si te gustan los zoom, no pasa nada, pero como con la cámara, compra los mejores…: un 24-70 f/2,8 es un buen objetivo del que no te arrepentirás nunca (aunque un tanto caro: a ojo, con su coste, casi puedo comprarme todos mis objetivos fijos). En todo caso, para cuando llegue ese momento, sabrás si te gusta usar los objetivos fijos, con sus mayores desenfoques por su mayor apertura, gracias a haber usado el 50mm f/1,8, o los zoom, gracias haber usado el 18-55.

Y si crees que necesitas una cámara menor, de gama media, sigue con la que tenias inicialmente: aún no estas seguro de que te guste la fotografía lo suficiente. Si finalmente no te gusta, habrás tirado el dinero de la cámara intermedia, y si te gusta de verdad, y compras una cámara intermedia, será un gasto y no una inversión: en unos meses estarás pensando que necesitas una mejor… ¡Toma esa decisión desde el principio, y ahorra!

No hay comentarios:

Publicar un comentario