viernes, 1 de abril de 2011

En la nieve (y siempre), dispara en RAW

El fin de semana pasado he estado en Boi Taüll, una estación pequeñita (unos 40Km esquiables), que tiene una ventaja importante para viajes en grupo: todas las pistas coinciden en un mismo lugar. Por lo tanto, hagas lo que hagas, es facil encontrarte con otra gente, volverte a separar, volver a encontrarte, etc... Y ademas, al menos para mi nivel de esqui, es más que suficiente.

Pero como esto va de fotos, os contare mis experiencias de estos días. Para empezar, la cámara. A una pista no es muy operativo irte con una reflex. Yo ni me planteo moverme con la 7D por la nieve... (y eso que es estanca...). Hay que buscar una compacta decente. La que tengo (una canon S95) es bastante "apañada", aparte de por los controles manuales, por la capacidad de hacer fotos en RAW. Si no sabes lo que es, y haces fotos en JPG, te aseguro que hay una diferencia sustancial...

Para no enrollarme mucho, la ventaja básica de los formatos RAW (ademas de que no comprime la informacion con pérdidas, como el JPG) es que utilizan más de 8 bits de profundidad de color. JPG utiliza 8 bits para indicar la cantidad de rojo, otros 8 para el verde y otros 8 para el azul. Si utilizamos 8 bits, sólo tenemos 256 niveles entre el valor más claro del cada uno de los colores básicos y el mas oscuro. El formato RAW utiliza más bits (12, 14 o incluso 16 en algunas cámaras), lo que da 4096, más de 16.000 o de 65000 matices de cada uno de los colores básicos. La diferencia en el caso de la nieve, se aprecia en la capacidad de ver texturas en el blanco o verlo todo "quemado" y sin detalle.

Los detractores del RAW (que los hay) dicen que usar este formato les obliga a "procesar" el fichero (revelarlo) para poder tener una imagen aceptable. Eso es porque el fichero RAW tiene los datos tal y como los toma el sensor, sin manipularlos. El fichero JPG es ya una manipulación hecha por la cámara, de esos mismos datos, sobre la que nosotros no tenemos ninguna influencia. Si disparas en RAW, puedes trabajar con el fichero, de la misma forma que antes trabajabamos con el negativo en el cuarto oscuro para sacar la copia en papel.

Por hacer una comparación: disparar en JPG es como disparar con una Polaroid, mientras que disparar en RAW es como hacerlo con un negativo que luego revelas en casa. Efectivamente, las cámaras polaroid tuvieron su éxito, fundamentalmente en la "fotografía familiar". Si queríamos ir algo mas allá, era necesario arremangarse y trabajar un poco después de tomar la foto.

Tras este rollo os voy a poner algunas fotos que he hecho estos días. Lo que más me interesa es el detalle de la nieve, que creo que no ha salido demasiado mal, incluso en las fotos viradas o con nubes, en las zonas que parecen mas lisas, si os fijáis hay algo de variación del tono de blanco-gris, aportando algo de textura.

85/365 En clase

85-365B

84/365 No pasar


La semana que viene, más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario