martes, 3 de marzo de 2015

Exposición de Garry Winogrand

El pasado sábado, además de ver la exposición de Chema Madoz, estuve viendo la que la Fundación Mapfre tiene en su sala de la calle Bárbara de Braganza sobre Garry Winogrand. Es muy posible que no conozcáis a Winogrand, pero os aseguro que es uno de los grandes maestros en fotografía callejera. Durante más de 30 años, se dedicó a investigar cómo eran sus compatriotas norteamericanos, fotografiando de manera compulsiva todo lo que veía desde New York a Los Angeles. Hay un par de videos de youtube que muestran cómo trabajaba, y os aseguro que merece la pena verlos. Aquí os dejo uno en el que el propio Garry muestra su forma de trabajar:

Murió joven, cuando un cancer se lo llevó en 1984, a los 56 años de edad. Dejó mas de 2000 carretes revelados sin analizar, y mas de 4000 sin revelar; en total unas 250.000 fotos que nunca habían sido vistas... Para la exposición, comisariada por Leo Rubinfien, fotógrafo, Sarah Greenough, conservadora jefe y directora del departamento de fotografía de la National Gallery de Washington y Erin O’Toole, conservadora asociada del SF MoMA, se han revelado y analizado todas esas fotografías durante dos años. Las imágenes mostradas incluyen algunas que fueron seleccionadas y reveladas por el propio Winogrand, otras que seleccionó en hojas de contacto, pero que nunca llego a revelar, y otras tantas que nunca llegó a ver, y que han sido seleccionadas por los comisarios, atendiendo al estilo mas puro del autor.

Si te gusta la fotografía callejera, no dejes de ir a ver esta exposición, porque no te va a defraudar.

Desde: 25 de febrero de 2015
Hasta: 03 de mayo de 2015
Sala Bárbara de Braganza
C/ Bárbara de Braganza, 3 - Madrid

domingo, 1 de marzo de 2015

Exposición de Chema Madoz

Como algunos ya sabéis, Chema Madoz es uno de mis fotógrafos favoritos. Si no le conocéis, estáis tardando, pero ya os advierto que cuando veáis sus fotografías y penséis "esto también lo se hacer yo", os equivocáis de parte a parte...

Realmente, no sabría como definirle mejor, si como fotógrafo, o quizá mas bien, como poeta. Sus obras son poesías visuales, metáforas de la vida, engaños continuos en los que nos muestra objetos con los que nos hace ver la vida de otra manera. Y todo ello manteniendo viva la fotografía química, sin photoshop. Solo cuarto oscuro.

Este sábado pasado he estado viendo la exposición que alberga la Galería Elvira Gonzalez, en la Calle General Castaño, 3 de Madrid, y que podéis visitar hasta el 14 de marzo.

Debo reconocer que la exposición me ha dejado un cierto sabor agridulce... Es la primera vez que veo su obra en directo (hasta ahora le he seguido a través de su web, y de sus libros), y las fotos imponen. La mayoría, sin duda alguna, son espectaculares. Sin embargo, tiene un grupo de fotos al que no le he cogido el gustillo. Es posible que alguien me crucifique por decir esto, pero la mayoría de las fotos en las que inserta texto junto a las imágenes no termino de verlas... Sinceramente, creo que están por debajo de la media en su proceso creativo.

En todo caso, como digo, la mayoría son de las que quedarán guardadas en la memoria de quien visite la exposición: aquella en la que el texto sigue las vetas de una madera, como si de una falsilla mal trazada se tratara; el espejo puzle; y especialmente, el libro en el que se abren unas escaleras que te sumergen en su interior, en unas historias que están por descubrir...

Como os digo, Chema Madoz es un fotografo espectacular, y si tenéis ocasión, no dejéis de ir a ver la exposición, porque, a pesar de lo que he dicho sobre alguna de sus fotos, no os vais a arrepentir.