jueves, 18 de diciembre de 2014

Pelos

Termino este conjunto de entradas dedicadas a las cinco fotos del pasado Rally de Ferias, con la más peluda de todas ellas. Estaba claro que el tema iba a dar de sí para barbas, melenas, perros, y... pinceles, porque como ya dije en la primera de las fotos, ese día se celebraba también el concurso de pintura rápida.

De buena mañana, y mientras que trataba de sacar una buena foto de pasión, me encontré con algún que otro peludo:

La foto no estaba mal, y eso que no soy yo muy retratero, pero como había mas fotógrafos haciendo lo mismo, pensé en buscar algo de variedad, y terminé en una zona de pintores, donde uno de los concursantes, muy amable, me permitió estar un rato jugando con su estuche de pinceles. Los coloqué, los recoloqué, los puse en diagonal, en vertical... hasta que, finalmente, me decidí por este encuadre:

Cuando lo ví, decidí que ya tenía la foto en cuestión. Al final con ella conseguí otros 19 puntitos. No se puede decir que esté muy bien, pero tampoco muy mal. Ante todo recordad que en un Rally, el que gana es porque tiene 5 fotos buenas. No una muy buena, ni dos muy buenas. Ni siquiera tres muy buenas... Hacen falta cinco, simplemente, buenas. Y por cierto, los datos de la foto son: Objetivo Fuji 56mm, a f/2.8 1/200. ISO 200.

martes, 16 de diciembre de 2014

Ausencia

Cuarta de las fotos del ultimo Rally, y esta es algo diferente de las demás... Conocida mi decidida afición a los cementerios (los que me seguis ya sabeis que me encanta hacer fotos en estos lugares...), el tema Ausencia me llevó a pensar en ellos de manera inmediata.

No hacía mucho tiempo que había estado visitando el Panteón de los Mendoza, en la Cripta del Fuerte de San Francisco. Los que no lo conozcáis, que incluso puede que seáis la mayoría de los GTV (de Guadalajara de Toda la Vida), no podéis dejar pasar mas tiempo sin visitarlo.

Antes de que veáis la foto, os diré que es una réplica (en pequeño, aunque no tanto), del panteón real de El Escorial. Está claro que los Mendoza fueron una familia influyente, pero no pensaba yo que tanto como para tratar de emular a los propios Reyes... A la belleza del lugar se le une la desolación del destrozo que causaron, al parecer, las fuerzas napoleónicas mientras tuvimos a bien acogerles en nuestro país, entre 1808 y 1814. Los cuerpos ya no están ahí, sino en Pastrana. Afortunadamente...

Los sarcófagos rotos aumentan esa imagen de desolación, de ausencia, que quería remarcar en la imagen. Probé con varios encuadres y tomas, y me decidí, finalmente, por una composición monocroma con un ojo de pez, para tratar de aumentar la forma redondeada que tiene el propio panteón, al tiempo que se aprecia un mayor número de sarcófagos y de huecos. Lo que se ve en el centro es una pequeña capilla con un altar y una ventana de fondo, que ilumina toda la estancia.

Hice alguna toma más, como estas dos:

e incluso termite en el Cementerio Municipal probando algo más clásico:

Al final me decidí por la primera que os he mostrado, tomada con el Rokinon 8mm, a f/8, con 1/13 de velocidad a ISO 3200. Claramente me equivoque, porque sólo obtuve 17 puntos (frente a los 25 que obtuvo la mejor foto de este tema). Quizá con alguna de las otras, en particular la segunda del panteón (la de los dos sarcófagos y los tres huecos) o la de la rosa en la lápida, podría haber conseguido un par de puntitos más que me hubieran permitido llegar al tercer puesto... En fin, otra vez será.

sábado, 13 de diciembre de 2014

Lluvia en la Habana

Esta foto no la he hecho esta semana... Es de 2008, cuando asistí a un congreso en La Habana y aproveché (como casi siempre) para hacer algunas fotos del lugar. Os aseguro que es un sitio al que hay que ir...

La Habana Vieja tiene un aire señorial y decadente al mismo tiempo. La situación del país hace que la mayoría de las casas estén clamando por algo más que mantenimiento, y los coches siguen andando gracias a la habilidad de unos mecánicos que yo no se qué harían con un coche de los de ahora.

El caso es que mientras que visitaba el Capitolio, un edificio completamente fuera de contexto por su grandiosidad, comenzó a llover. Me asomé por una de las ventanas de unos aseos que daban a la calle de atrás, donde esta la fábrica de Partagás, para ver como caía el agua, y vi esta escena.

Teniendo en cuenta que mi cámara en ese momento era una Canon 400D que calzaba un Sigma 18-200 (de esos que te compras cuando aún crees que con ese objetivo tienes tu vida resuelta), creo que no salió nada mal. El resto de los datos son: Distancia focal: 78mm, 1/125s f/5,6, ISO 400. Tiene bastante procesado en PS para sacarle bien los colores y los reflejos del suelo. La escena que queda, a mi me encanta, y tambien ha gustado en el tercer concurso de la Liga Interagrupaciones de la CEF, ya que ha obtenido 23 puntos (el máximo ha sido 25), y he quedado primero de los participasen de la Agrupación Fotográfica de Guadalajara. En estos momentos la AFGU va tercera en la Liga, y yo voy segundo, a sólo un puntito de mi compañero Virgilio Hernando. Habrá que seguir empujando... :)

viernes, 5 de diciembre de 2014

Pasión

Continuando con el análisis de mis fotos del pasado Rally de Ferias de Guadalajara, os traigo hoy la foto de Pasión.

El tema lo encontre a primera hora, ya que sabía que había una concentración moteros en el Parque de la Concordia. Probablemente lo que más puedo "enseñar" con esta foto, es que a un rally hay que ir preparado, sabiendo qué es lo que vas a tener a tu alcance. Normalmente los Rallyes se organizan en días "interesantes" para el lugar donde se hacen (fiestas y similares). Hazte con el programa de actos y averigua qué vas a tener "disponible" durante el tiempo que tengas para hacer fotos.

En cuanto vi el tema, pensé inmediatamente en tratar de localizar una Harley. Aunque no soy motero, tengo cierta debilidad por estas motos. Me encanta verlas y, sobre todo, oirlas (¿Sabías que el sonido del motor está patentado...?).

Aunque probé con tomas sin gente, como esta

finalmente me decidí por que hubiera personas. Probé diferentes encuadres y distintos ángulos:

Y finalmente opte por una en la que se leyera perfectamente la marca y se intuyera al motero al fondo, en formato cuadrado. El que esté un poco quemada me daba igual, porque acentuaba el alejamiento de la persona y permitía centrar la vista en la moto... Los datos técnicos: Fuji X-E2 con el 56mm, f/1.2, 1/350, ISO 200.

miércoles, 3 de diciembre de 2014

Lo que el viento se llevó

Esta es la fotografía presentada al concurso social del 28 de noviembre sobre "Lo que el viento se llevó".

Este año, mi intención es tratar de hacer fotografías tomando el nombre de la película como tema, pero tratando de que la imagen no tenga nada que ver con esta. En este caso, un bodegón con un ventilador y una pluma alejándose tratan de plasmar esa idea.

La iluminación es casi directa, con dos flashes, uno apuntando al techo para obtener una iluminación cenital y otro con un snoot iluminando el fondo. Para los curiosos, la fotografía está hecha con la Fuji X-E2 y el 56mm (¿os he dicho ya que es una maravilla?). ISO 200, f/16, 1/180.

Lo que el viento se llevó

lunes, 17 de noviembre de 2014

La sal de la tierra

Hace algún tiempo os conté mi impresión de la exposición GENESIS de Sebastião Salgado. Sin duda, algo espectacular.

Hoy he ido al cine a ver "La sal de la Tierra", una película sobre la vida de este fotógrafo, que te pone los pelos de punta. No es tanto por las fotos que van apareciendo, que también, sino por su vida, su forma de trabajar y sus sentimientos ante el drama de sus iguales. Una película que te hace pensar y que te hace disfrutar a la vez.

Y lo mas curioso es que pensaba que casi sería un "pase privado", porque no esperaba una gran afluencia de público. Pues no. En la sala había unas dos docenas de personas, que es dos docenas más de las que esperaba encontrar en un documental sobre la vida de un fotógrafo...

Os dejo aquí el trailer, y os recuerdo el libro que os recomendé la ultima vez. No dejéis de ir a verla.

miércoles, 5 de noviembre de 2014

El cielo

Para la foto de "EL CIELO", recordé una foto hecha hace unos años, recorriendo los alrededores de Guadalajara. En la foto en cuestión aparecían 6 olivos en un cortado y un "lecho" de hierba verde, de manera que, hecha la foto desde abajo los olivos quedaban justo a ras de "suelo" y dejaban un espacio vacío de cielo enorme encima. Esta es la foto que hice aquel día:

El problema es que cuando llegué al lugar, 2 años y medio después, me encontré con que tres de lo olivos estaban más muertos que vivos, y la foto ya no era la misma. Me decanté, entonces, por sacar un único árbol, dejándolo en un extremo de la foto, para acentuar ese espacio negativo, y darle mas importancia al cielo. Volví a optar por una composición en 16:9 que diera una impresión panorámica al paisaje:

Sin embargo, el color del cielo era demasiado azul. En LightRoom lo habría procesado cambiándole la temperatura de color y... ¿porque no hacerlo en la cámara? Es algo que puedes hacer, sin problema, y que te altera radicalmente los colores. Si subes la Temperatura de Color a 10.000K, todo se vuelve cálido, y el cielo, naranja. Así es como hice la foto que finalmente presenté y que abre este post. Esta sí que gustó al jurado, porque es la que obtuvo la mayor puntuación de su categoría, y tan solo a un punto de la puntuación máxima: 24. En realidad, esta hecha unos segundos antes que la azul, porque ya tenía la idea de que probablemente quedaría mejor y la azul solo la hice para comprobar que era sensiblemente peor, y para contaros hoy todo este rollo... :)

Visto en la red: Cómo Analizar y Entender la Luz Natural de la que Dispones para Conseguir Grandes Imágenes

Un artículo interesante encontrado en dzoom.

Como es habitual, para evitar problemas de copyright, os pongo el título y el enlace.

Cómo Analizar y Entender la Luz Natural de la que Dispones para Conseguir Grandes Imágenes


lunes, 3 de noviembre de 2014

Exposición de Fotografías sobre el Maratón de los Cuentos 2014

Como todos los años, en noviembre se expone un conjunto de fotografías que los miembros de la Agrupación Fotográfica de Guadalajara tomamos durante el maratón de los cuentos, que se celebra en Guadalajara el tercer fin de semana de junio.

Durante ese fin de semana, un conjunto de fotógrafos voluntarios tomamos al menos una foto de cada contador de cuentos, así como de algunos eventos paralelos. De todo esto ya di cuenta en un post en el mes de julio, en el que os presenté algunas de mis fotografías. El conjunto de todas las fotografías, para que todo el mundo pueda tener su recuerdo, lo tenéis en este enlace.

La exposición no muestra a los contadores propiamente dichos, sino momentos que cada uno de los fotógrafos hemos captado para mostrar el conjunto de cosas que suceden durante el fin de semana. Es siempre una buena muestra de fotografías, con tantos estilos como fotógrafos, y tantos temas como cosas ocurren en nuestra ciudad esos días.

Este año estoy especialmente contento, porque la foto que se utiliza para el cartel es la mía :). Se trata de una imagen que muestra el momento del reconocimiento al contador: cuando, al terminar de contar el cuento, una persona de la organización te impone el pin de ese año. En la fotografía no reconoceréis al contador, ni tampoco a quien le está poniendo el pin. Son dos personas anónimas, de las muchas que colaboran para que ese fin de semana Guadalajara se convierta en la capital mundial del cuento. Lo único importante es ese detalle de agradecimiento para todos.

Si queréis ir a verla, las fotografías estarán expuestas en la 2ª planta de la Biblioteca Pública de Guadalajara, en el Palacio de Dávalos, desde el 3 al 30 de noviembre. El horario de apertura es el del propio edificio: de 9 a 21 horas de lunes a viernes y de 9 a 14 horas los sábados. Os dejo con el cartel:

sábado, 1 de noviembre de 2014

Color

Esta es la primera de las 5 fotos del Rally de ferias de este año. Empezaré por contar los datos generales del equipo, así como la configuración general que tengo para los rallies. La cámara que utilicé en este caso es la Fuji X-E2. Normalmente disparo en RAW+JPEG, aunque esto solo lo hago porque es la manera de poder ampliar una foto en el visor hasta el máximo posible. Si disparas solo en RAW (al menos en las cámaras FUJI), no puedes ampliar tanto como si también disparas en JPEG. En general, el JPEG no lo uso para nada, ya que siempre trabajo en RAW, salvo en el caso de los Rallies, que hay que entregar el archivo tal y como sale de la cámara. Por eso tengo, además de la configuración por defecto en ISO automático (entre 200 y 3200), utilizo una configuración "estándar" en los ajustes:

  • simulación de película: velvia
  • color: 0
  • nitidez: +2
  • tono altas luces: 0
  • tono sombras: +2
  • Reducción de ruido: +1


Con esto consigo que las fotos salgan, exactamente, como a mi me gustan, y sólo cambio, en algunos casos, el modo de simulación de película (si son retratos suelo usar Astia, y en algunas ocasiones concretas utilizo B&N).

Centrándonos en esta primera foto, resulta que esa misma mañana se celebraba el concurso de pintura rápida, por lo que asociar el tema de "color" a la paleta de un pintor, parecía algo natural. Estuve paseando entre los pintores que se distribuían por toda la Calle Mayor, hasta que encontré uno con una paleta que me gustara.

Para poder crear una imagen con suficiente fuerza quería conseguir que el pincel estuviera bien definido, y que los colores se fueran difuminando. La mejor manera de conseguirlo, es sin duda utilizando una profundidad de campo pequeña. Para no agobiar al pintor, utilicé el Fuji 56mm, con una apertura f2.2. Una apertura mayor habría hecho que ni siquiera todos los pelos del pincel se vieran enfocados... Por otro lado, esa apertura garantizó una buena velocidad (1/300), ya que el pintor movía el pincel MUY rápido por la paleta.

Aunque en los rallies prefiero las fotografías horizontales (porque llenan más la pantalla y son mas grandes, lo que siempre puede impactar más al jurado), en este caso, pensé en una composición vertical, con el pincel en algún lugar arriba a la izquierda y los colores en el lado derecho. Para forzar más la verticalidad, ajusté la proporción de la foto a 16:9. Una vez hecho esto, situé el punto de enfoque donde quería, y me dediqué a esperar a que el pintor fuera mezclando colores y pusiera el pincel en el sitio justo. Cuatro o cinco intentos después, la foto estaba hecha, y el tema "COLOR", tachado de la lista. A mi, desde luego, me parece que la foto tiene mucha fuerza, aunque no fue la mas votada por el jurado. Sólo obtuvo 19 puntos, probablemente porque hubo demasiadas fotos del mismo tema. En todo caso, la gracia de un Rally no está en tener muchos puntos en una foto suelta, sino en conseguir un conjunto de fotos que resulten estar suficientemente bien puntuadas... En los próximos días os hablaré de las otras cuatro.

sábado, 18 de octubre de 2014

Rally de Ferias de Guadalajara, 2014

Hace unos dias se hizo público el fallo del Rally Fotográficos de Ferias de Guadalajara, 2014, aunque hasta hoy no he tenido tiempo de hacer una reseña sobre el fallo. Como os decía hace unos dias, este año tengo algo mas de motivación para volver a pelear por hacer algo en los concursos a los que me presente, y en este caso la cosa no se ha dado mal del todo.

El 7 de septiembre se celebró el rally, en el que participamos 59 aficionados a la fotografía, 9 en la categoría infantil, y 50 en la categoría general. Para los que no sepáis como funciona un Rally Fotográfico, aunque hay varias modalidades, todas tienen en algo en común: el tema o temas de las fotografías que hay que realizar se conocen en el momento de comenzar el rally, y hay un tiempo limitado para hacer y entregar las fotos. La Agrupación Fotográfica de Guadalajara, tradicionalmente propone 5 temas y hay que entregar una fotografía de cada tema, en formato JPG, sin proceso alguno. La fotografía deber ser la que ha tomado la cámara, y debe ser entregada al final de la mañana. En este caso, los cinco temas se eligieron por sorteo de entre os aportados por los propios participantes en el momento de la inscripción:

  • Color
  • El cielo
  • Pasion
  • Ausencia
  • Pelos
Como os decia antes, la cosa no se dió mal, y el jurado decidió que yo quedara cuarto con esta colección de fotografías. Además, la fotografía "Cielo" fue la más votada de su categoría :)
Color

El cielo

Pasion

Ausencia

Pelos

Aunque no hay premio en metálico para el cuarto clasificado, el premio es un curso organizado por la AFGU, lo que no está nada mal. Y en todo caso, lo mejor, es la sensación de volver a hacer fotos con ganas de hacerlas :)

En los próximos días iré contando las decisiones que tomé y explicando las tecnicas empleadas en las fotos, porque aunque parezca que no se puede actuar sobre los JPG que salen de la camara, os aseguro que sí se puede...

sábado, 20 de septiembre de 2014

Todo sobre mi madre

Este es el tema del primer concurso social de la temporada de la Agrupación Fotográfica de Guadalajara. Este año, los temas serán todos títulos de películas, y hemos comenzado por una película nacional. 26 socios se han presentado en este primer concurso, con visiones muy diferentes de las madres, y con mayor o menor ambientación en la película.

Yo opté por volver a utilizar como modelo a mi suegra Asuncion (gracias otra vez ;) ), que tiene unas manos que reflejan el trabajo de toda una vida. Mi idea era sacar una mano en primer plano, perfectamente enfocada, y que en una mesa lateral se vieran algunos objetos de su vida: sus gafas, una Biblia, un rosario, la foto de Andres (mi suegro, que nos dejó hace unos años), y alguna cosa más. Esos objetos tenían que estar desenfocados, sugiriendo más que mostrando. Para ello hice la foto con la Fuji X-E2 y el 56 f1.2 (definitivamente, una maravilla de cristal), a f2, 1/125 e ISO 200, con un flash de estudio con una ventana cuadrada apuntando al techo, para eliminar cualquier sombra. En la parte de atrás, para que no se vieran ni el suelo blanco ni la pared (que harían perder protagonismo a lo realmente importante), una tela negra oscurece el fondo.

El resultado lo tenéis a continuación, y debo decir que estoy muy contento, porque quedó la tercera, a muy poca distancia de la primera y la segunda. Este año, después de cuatro años participando sin competir realmente, intentaremos dar la batalla de nuevo.

Todo sobre mi madre

lunes, 18 de agosto de 2014

Visto en la Red: Ser fotógrafo o hacer fotos (por Fernando Sánchez)

De vuelta de vacaciones me he encontrado esta perla en AltFoto. Está escrita por Fernando Sánchez, y aprovechando que utiliza la licencia CC 2.5, voy a replicarla aquí... Tenéis el post original en esta dirección. Os sugiero que, si queréis hacer comentarios, no los hagáis en mi post, sino en el post original, para que el debate sea mas rico.

Por mi parte, sigo tratando de ser fotógrafo (sin conseguirlo del todo)...


Este artículo será polémico. Espero que de lugar a un interesante debate, en el que se diferenciará ser fotógrafo de hacer fotos. Parece lo mismo, pero es muy distinto. Y es uno de tantos problemas que han surgido a raíz de la fotografía digital.

Siempre pongo el mismo símil. Si nos compramos una pluma nadie dirá que somos escritores hasta que se demuestre lo contrario. Sin embargo, cualquiera que tenga una cámara es fotógrafo. Y si tiene un blog, ya sin lugar a dudas. El título lo da la sociedad por lo que se tiene, no por lo que se hace.

Es lo mismo que atravesar en coche un estado mexicano (por decir una extensión enorme) y decir a los conocidos que hemos estado ahí. Realmente hemos pasado, que no es lo mismo que estar. Es un matiz lo sé, pero seguro que me entendéis.

Con la fotografía digital pasa exactamente lo mismo. Todos tenemos una cámara, y todos nos consideramos fotógrafos. Pero desde el principio hay una confusión. Una cosa es que nos guste hacer fotos, y otra muy distinta es que seamos fotógrafos.

No quiero decir que sólo los profesionales que cotizamos merezcamos tal título, porque sería soberbio por nuestra parte. Muchos podemos dedicarnos a esta profesión porque así nos han ido las cosas en la vida. Otros no han tenido tanta suerte y tienen que ganarse el pan de otra forma. Y en cuánto pueden agarran la cámara para detener el mundo. Estos tienen mucha más pasión que muchos del mundillo. Y creo que merecen con más justicia el nombre de fotógrafos, con todas las letras.

Una cosa es salir el fin de semana y hacer una buena foto, o dos, o veinte, del sitio que vayamos, y otra es supeditar la fotografía al viaje. Es decir, ir al norte cuando te gusta el sur porque estás buscando algo determinado y concreto que no puedes encontrar en ningún otro lugar. O ir a la árida Castilla en vez de a la exuberante Asturias porque necesitas contar algo que sólo se encuentra bajo el caliente sol que cantó Machado, por poner un ejemplo más concreto.

La fotografía pierde su sentido real si sólo buscamos fotos bonitas de los lugares que visitamos, sin ninguna conexión. Algunos pueden pensar que el nexo somos nosotros, pero eso no basta. Volviendo al símil del bolígrafo, no por escribir un día la carta a la novia y otro rellenar un formulario burocrático se puede decir que seamos escritores. Es así de sencillo.

Se es fotógrafo cuando se busca un discurso, un estilo que no sea repetir las fotos que hace todo el mundo desde el mirador de San Nicolás en Granada o en cualquier otro lugar turístico. Se es fotógrafo cuando esperamos encontrar una buena luz y esperamos días y días hasta que lo conseguimos. Uno es fotógrafo si lucha por encontrar un estilo ajeno a las modas de los filtros. Si busca inspiración y se olvida de las copias.

Hay talleres impartidos por prestigiosos fotógrafos en los que los alumnos salen haciendo las mismas fotos, sin personalidad propia. Hay gente que cuelga fotos en las redes sociales sin sentido. Unos días un pájaro, otros una niña y también desde la ventana de su coche... Quien mucho abarca poco hace, decían los viejos de mi pueblo.

Todas esas fotos son muy bonitas, seguro. Y algunas puedo decir que son perfectas. Pero se quedan ahí. En un ejemplo perfecto de dominio de las técnicas fotográficas pero que pueden haber salido por casualidad. Hacer una fotografía es muy sencillo una vez que se conoce la técnica. Lo difícil es hacer un discurso completo con la simple ayuda de nuestra cámara.

Por eso me gusta establecer la diferencia entre los que hacen fotos sueltas y bonitas y los que se ve que tienen un trabajo detrás, una investigación propia que les sirve para expresarse y dar un nuevo sentido a las cosas. Para bien o para mal, pocos son fotógrafos. Los demás sólo las hacemos, que ya es bastante. Si no fuera así, los fotomatones serían los mejores fotógrafos del mundo.

miércoles, 23 de julio de 2014

Composición en fotografía callejera

En alguna ocasión he discutido con algún amigo sobre si en la fotografía callejera se deben aplicar las mismas reglas que en la fotografía "de estudio" o "meditada". Hay quien piensa que no es necesario, y que vence la emoción que desprende la fotografía frente a una composición correcta.

Yo estoy convencido de todo lo contrario... en realidad creo que sin composición, la fotografía no transmite eso que el autor quiere transmitir. Las buenas fotografías callejeras tienen ritmo, equilibrio, contrapeso entre zonas de la imagen: hay una composición que las hace como son.

Hace unos días me tope en la red con un post de Eric Kim que me gustó mucho, porque cuenta exactamente eso. El post incluye un conjunto de trasparencias con fotografías que utiliza en sus charlas y que reproduzco aquí con su permiso (en la propia página da un permiso general para cualquiera que quiera utilizar sus contenidos, así que vosotros podéis hacer lo mismo con este post).

Y el mismo post incluye enlaces a otros posts con detalles de cada uno de los temas. Están en inglés, pero estoy seguro de que, mejor o peor, los entenderéis (y si no, al menos, hay un montón de buenas fotos...):

Espero que lo disfrutéis...

lunes, 7 de julio de 2014

Maratón de los cuentos 2014

Como cada año, el tercer fin de semana de junio se ha celebrado el Maratón de los Cuentos de Guadalajara. Y como siempre, la Agrupación Fotográfica de Guadalajara ha estado allí para dejar constancia con nuestras imágenes. Aunque los seguidores de este blog ya conocéis qué es el maratón, para los que no hayáis oído hablar de él, os recomiendo que entréis en su web y os dejéis llevar.

Este año, además de mi turno de dos horas en el escenario principal, he fotografiado a contadores profesionales; toda una experiencia en la que no se si he disfrutado más haciendo fotos o escuchando cuentos... Aún no están disponibles todas las fotografías de todo el fin de semana, aunque no creo que tarden. Además, os recuerdo que, como siempre, en noviembre tendremos una exposición con algunas imágenes que muestren lo que han sido los "Momentos del Maratón".

En todo caso, ya se ha hecho una proyección de algunas fotos y en breve "saldrá a la luz" un corto rodado por Paul Rojas que ha quedado estupendo. Por lo tanto, creo que ya puedo publicar algunas de las mías:

Narradores inauditos: Sandra Burmeister

Narradores inauditos: M. Ángel Montilla

Ignasi Potrony. Si tenéis la ocasión, no dejéis de ir a verle...

El Chojín, que nos contó la historia de su vida

Preparando el cuento, minutos antes de subir al escenario

Una contadora

El público, el auténtico protagonista

... y el pín del maratón, para todos los contadores y colaboradores.

A medida que vayan haciéndose públicas las fotos, el corto, y se anuncie la exposición, os iré dando noticias...

Visto en la red: Ebook Review – From Basics to Fine Art Black and White Photography

Un artículo interesante encontrado en Digital Photography School.

Como es habitual, para evitar problemas de copyright, os pongo el título y el enlace.

Ebook Review – From Basics to Fine Art Black and White Photography


sábado, 5 de julio de 2014

Fotógrafo: Javier Bragado

Hace unas semanas os presenté a Juan Perez Fajardo. En el post en cuestión, os anunciaba que en breve os presentaría otro fotógrafo de conciertos que me gusta y que me inspira. Ese es Javier Bragado.

Si para mi, el primero es un fotógrafo tranquilo, Javier logra transmitir la música y el ritmo en sus fotografías. Es un fotógrafo mas rock que pop, gran conocedor de este entorno, y autor de un montón de fotografías que no te dejarán indiferente.

¿Qué es lo que podéis aprender viendo sus fotos? En primer lugar que la luz es algo fundamental. Ninguno de los rayos que se ven en sus fotografías están ahí por casualidad. Son fruto de una planificación: de saber ver el entorno, de conocer las canciones, de detectar el ritmo que hay en las luces, de buscar la ubicación y de esperar el momento. El momento dura un instante, pero si el fotógrafo está en el lugar correcto y preparado para disparar, el resto es fácil. En esto consiste el trabajo de Javier: en saber cual es el momento exacto para que la foto sea la que él ha pensado.

Por supuesto, la complicidad con los cantantes o los intérpretes es muy importante, y Javier la tiene con todos ellos. Una mirada cómplice dará siempre ese punto extra a la foto, pero el momento decisivo también aparece en los escenarios.

Como suelo hacer, os dejo la portada de su cuenta de flickr (espero que nadie se enfade por temas de copyright), y os animo a que paséis un rato escuchando a cualquiera de los grupos fotografiados (o a vuestro grupo rock favorito) mientras avanzáis por las imágenes. Os aseguro que vais a disfrutar.

domingo, 29 de junio de 2014

¿Por qué me dedico a hacer fotos?

Este fin de semana me han pasado algunas cosas que me han hecho reflexionar sobre los motivos por los que me apasiona la fotografía. Supongo que cada uno lo hace por un motivo distinto, que depende de muchos factores, así que no se si esta reflexión le servirá a alguien (aparte de a mi mismo, porque siempre viene bien poner negro sobre blanco las ideas -o blanco sobre negro como en este blog-), pero en todo caso, allá va.

El primer motivo, probablemente, es porque es una de las aficiones que me unen a mi padre. Hace 25 años que le echo de menos, y hacer fotos me une a algo que a él le gustaba mucho. Él fue quien me enseño los misterios de la apertura y la velocidad y como encuadrar una imagen para que la foto fuera "bonita". Estaba con él el primer día que vi como aparecía ante mis ojos una imagen de un papel en blanco, en un cuarto oscuro improvisado en el cuarto de baño de nuestra casa. Cada vez que hago una foto que me gusta, pienso que a él le habría gustado verla...

El segundo motivo tiene que ver con el estrés. Hay quien dice que ser profesor de universidad es una vida relajada, aunque yo siempre pienso que debe ser la vida de otros... Siempre he necesitado tener una actividad que me permita evadirme. Algo en lo que concentrarme fuera de mi trabajo con la intensidad suficiente como para "cambiar el chip". La fotografía, que ha estado presente en mi vida desde los 14 años, es la actividad que me permite hacer esto desde hace unos cuantos años.

Ademas, la fotografía me ha proporcionado un montón de amigos; gente con una pasión compartida que facilita ese proceso de evasión del trabajo del que hablaba antes. Para canalizar esta afición decidí hace unos años entrar en la Agrupación Fotográfica de Guadalajara, donde tengo muchos de esos amigos y donde puedo practicar otra cosa que uno lleva bastante dentro, que es es trabajar por tu comunidad "por amor al arte". Esto último tiene que ver con otra de las cosas a las que me dedico: los scouts, aunque eso es otra historia...

A lo largo de estos últimos años he pasado por diferentes etapas en esto de la fotografía: momentos con más necesidad de aprender, momentos con más necesidad de poner en práctica lo aprendido, momentos con menos ganas de hacer fotos y momentos con más ganas... He hecho exposiciones, colectivas e individuales (que siempre dan un poco mas de "yuyu"), he colaborado en proyectos colectivos como el Maratón de los Cuentos de Guadalajara y he afrontado proyectos personales, como el 365 del año 2011, he participado en unos cuantos concursos (ganando algunos y quedando fatal en otros) y hace ya unos años decidí que estaría bien ir dejando rastro de mi evolución como fotógrafo en este blog.

Está claro que, además, hay una razón de la que aún no he hablado: el ego. Siempre digo que el universo está en expansión para que pueda seguir cabiendo el ego de los fotógrafos. Pocas cosas hay que gusten más que ver que una foto tuya gusta a los demás. Además, el día que Dios repartió la gracia de la pintura y del dibujo yo hice pellas. No quiere decir que no sepa apreciar el arte, sino que soy incapaz de hacer arte con un lápiz o un pincel. La fotografía me permite hacer algo parecido, y cubrir esa necesidad de que lo que hagas guste a los demás, con herramientas un poquito mas técnicas :). Sin embargo, hace tiempo que aprendí de uno de esos amigos de la Agrupación Fotográfica de Guadalajara, que lo más importante es que hagas lo que te guste, tratando de "pasar" de lo que piensen los demás (gracias Quercus...). Esa forma de pensar es la que me llevó hace unos años, por ejemplo, a no intentar ganar de nuevo el concurso social de la AFGU. Ya gane un año, y para mi es suficiente. Ahora los que tienen que pelear, aprender y ganar son otros. Y así debería ser siempre. De la misma manera, cuando gano un concurso no suelo presentarme al año siguiente. No necesito demostrar a nadie nada. Cuando vuelvo a presentarme lo hago con fotos "poco elaboradas" o en una línea muy personal, que difícilmente ganarán. Lo hago por el pacer de participar.

Es cierto que sigo concursando y que me gusta ganar, pero nunca antepongo ese deseo al momento de haber hecho la foto, de haberla procesado y de haber disfrutado el proceso. Como también he sido jurado en varios concursos, tengo claro que los jurados tienen su idea de la fotografía, diferente de la de cualquier otro fotógrafo. Hace un par de días hablaba con un amigo sobe esto... Estábamos en el fallo público de un concurso y el me decía que el jurado había dejado fuera algunas fotos buenas, y que había elegido como finalistas otras que no lo eran tanto. Mi respuesta fue simple: eso habría pasado con cualquier jurado. Si es un buen jurado, solo habrá un 10% de fotos que se habrán quedado fuera a cambio de un 10% de fotos que han pasado esa selección contra tu criterio. Es lo normal. Por eso mismo, hace unos cuantos años deje de preocuparme por el resultado de los concursos. Si los gano, bien, y si no, también. Lo importante es el camino, no la meta.

Hoy mismo he comenzado un proyecto que me ilusiona mucho. Un encargo que creo que puedo hacer bien y que espero que genere algo que la gente pueda ver y apreciar. Algo que mi padre habría visto con orgullo y que me va a tener ocupado durante algún tiempo, con un problema complejo de abordar y con la necesidad de poner mis cinco sentidos en que todo salga bien. Un proyecto del que espero disfrutar con cada sesión de fotos y con cada tarde de procesado. Por que al final, esta es la razón por la que me dedico a hacer fotos...

miércoles, 21 de mayo de 2014

Fotógrafo: J. G. Damlow

A pesar del nombre, que puede llevarnos a pensar que estamos ante un fotógrafo del otro lado del charco, Javier González "Damlow" es español. Cuando vi sus fotos de fotografía callejera por primera vez, tenían algo que me gustaba. Reconozco que aún no sabía lo que era, aunque poco a poco fui descubriendo lo que él mismo confirmaba en una charla que dio hace unos días en Guadalajara, organizada por Nacho Abascal en la sede de la Asociación de la Prensa: a J.G. Damlow le importa la composición en sus fotografías.

Eso es lo que me llama de sus imágenes, porque yo mismo soy un convencido de la necesidad de que las fotos que tomemos sean plásticas. Personalmente creo que, aunque captar el momento es importante, también lo es que lo captado sea impactante. Y una buena parte de ese impacto lo consigue la composición que tenga la fotografía.

Aunque se que hay muchos fotógrafos, entre ellos algunos amigos míos, que anteponen el momento a la composición o, incluso, al enfoque, yo pienso que todo es fundamental. Y eso es lo que busca nuestro fotógrafo de hoy.

Para que veáis de lo que hablo, le he pedido permiso para poner aquí algunas de sus fotos. Las dos primeras las podéis localizar en su Flickr, mientras que la tercera me la ha enviado expresamente para que la pueda publicar aquí, porque es la que mas me gusta de todas.

You´re anonymous don´t entry!!!

VIP spectator

De hecho, si visitáis su galería os encontraréis con que Javier es un fotógrafo de paisajes, en el sentido más amplio del término. Probablemente por eso la composición es tan relevante en sus "paisajes urbanos", donde las personas toman el papel protagonista junto al entorno que les rodea: la fotografía callejera. Si veis sus fotos pensando en el "paisaje social" que muestran, entenderéis porque son como son.

Además, como buen paisajista, es más de los que le gusta la "pesca" (localizar el lugar y esperar a que la fotografía se presente), que la "caza" (caminar en busca de la imagen). Aunque práctica ambas, la dificultad de la primera le da un valor a sus fotografías muy alto...

Para terminar, J.G. Damlow comparte con todo el que quiera sus conocimientos. Podéis encontrarle en twitter, Facebook y otras redes sociales. Pero sobre todo, en sus blogs (fuji-xperience y crónica de un fotógrafo), donde nos habla del sistema X de Fuji, y nos cuenta cómo dejó un trabajo estable (de esos que vuestra madre querría para vosotros) por la fotografía. Con sus riesgos, pero también con sus recompensas. Hace ya algún tiempo que tengo ambos blogs como lugares de referencia. Estoy seguro de que si no los conocíais, os van a gustar.

Y por cierto, si veis un anuncio como este:

no dejéis de ir. Las cámaras merecen ser probadas, y la charla de Javier, es estupenda.

lunes, 19 de mayo de 2014

Una de cementerios y panteones (Probando el 14mm f 2.8)

Este post sólo pretende mostrar las primeras fotos medio serias que he hecho con el 14mm que llevo pegado a la Fuji X-E2. Antes de nada, os diré que es un cristal espectacular. Todo lo que hayáis leído sobre él se queda corto al hablar de su definición y ausencia de distorsión.

Casualmente, las pruebas tienen un toque del mas allá, puesto que están hechas en el Cementerio de la Almudena o en los dos Panteones que tenemos en Guadalajara (el de la Condesa de la Vega del Pozo y la cripta de los Mendoza en la Iglesia de San Francisco). En todo caso, los que me seguís ya sabéis que es un tema que me gusta, así que espero no defraudar...

Comencemos por la Almudena, con una fotografía hecha para probar el nivel de desenfoque que tiene una lente de este tipo. Puesto que se trata de un 14mm, y que el sensor es un APS-C, no es de esperar que haya mucho bokeh. Sin embargo, debo reconocer que para la fotografía que buscaba, el desenfoque del fondo es exactamente lo que quería: lo justo como para que este bien separado del tema principal, en primer plano, y que se siga viendo qué es lo que hay allí detrás.

La fotografía está enfocada en el crucifijo, claro, y está disparada a ISO 200, f 2.8 y velocidad 1/750.

La siguiente pareja de fotografías son el exterior del Panteón de la Condesa de la Vega del Pozo y el interior de la cripta. La primera da idea de lo que es capaz de "cazar" este objetivo, con un ángulo de casi 90º. De hecho, la proporción está recortada porque aún había mas tierra y cielo. Está hecha a ISO 200, f 5.6 y 1/600.

En la segunda se definen perfectamente los dos planos diferentes, en esta ocasión con poco desenfoque, a pesar de estar hecha a f2.8 como la primera. Aumentando la distancia a la que enfocamos, apenas se aprecian las zonas desenfocadas. Además se puede ver también la tolerancia al ruido, ya que está hecha a 3200 ISO (1/45 de velocidad), y creo que lo "aguanta" bastante bien.

La última corresponde al Panteón de los Mendoza, en la Cripta de la Iglesia de San Francisco. Una réplica del Panteón Real del Monasterio de El Escorial, como corresponde a la que fuera una de las familias más grandes de España, destrozada por las tropas francesas en el inicio del S. XIX. Los huesos se trasladaron posteriormente a Pastrana, y el Panteón quedó en muy mal estado. Se ha restaurado recientemente, aunque los féretros permanecen tal y como los dejaron los gabachos...

La foto esta tomada a 3200 ISO, f 2.8 y 1/40 segundos.

Como resumen final, puedo deciros que estoy más que satisfecho con el objetivo y que estoy seguro que proporcionara muchas "tardes de gloria"... y por cierto, la X-E2, que era una cámara interina, hasta que la X-Pro2 estuviera en el mercado, se está hacendó un hueco en mi corazoncito: cómoda, rápida, ligera, manejable... Aún no le he encontrado ningún defecto. ¡Hasta es bastante mas bonita que la X-T1! ;)